01 login 01 bolso 01 pago
logo tp

PORTABEBÉS ERGÓNOMICOS

ergonomico portabebe

La principal consideración a la hora de comprar un portabebé es tener claro cuál es ergonómico y cuál no lo es. En esta entrada podemos aclarar todas las dudas al respecto. Y aquí tenéis un pequeño resumen con los aspectos más importantes a tener en cuenta para diferenciar un portabebé ergonómico de aquel que no lo es.

QUÉ ES UN PORTABEBÉ ERGONÓMICO

Aquel que respeta la posición correcta del bebé, garantizando su correcto desarrollo: la llamada posición ranita.

Además debe ser cómodo para bebé y porteador, distribuir el peso correctamente.

Debe proporcionar apoyo a todo el cuerpo del bebé, teniendo opción de sujetar la cabeza en bebés que aún no la controlan.

Debe ser sólido y seguro, permitir varias posiciones y ser sencillo de utilizar. Debe estar realizado en materiales lo más naturales posibles.

Una vez tengamos claro cuáles son los portabebés ergonómicos pueden surgir dudas sobre cuál elegir ya que hay diversos tipos que podemos clasificar atendiendo a cómo se colocan sobre el cuerpo del porteador:

Portabebés de apoyo en un solo hombro o asimétricos: son la bandolera, el pouch, el Tonga, el Suppori y el mei hip. El fular puede ponerse en un hombro pero lo más habitual es que se apoye en los dos hombros. También los portabebés tradicionales como el rebozo, el aguayo, etc. suelen colocarse en un solo hombro.

Portabebés de apoyo en los dos hombros o simétricos: fular, mei tai y demás portabebés asiáticos (onbuhimo, podaegi…), mochila ergonómica.

PORTABEBE

A parte podemos clasificar los portabebés africanos, como el kanga o el bambará, que no se apoyan en los hombros sino que se atan en el torso, aunque también pueden colocarse en un hombro.

  • Bandolera: es una tela de unos 2 metros con anillas en un extremo; la bandolera de anillas es un portabebé de un sólo hombro, rápido de colocar, ligero y fresco. La postura más habitual en bandolera es en la cadera pero puede usarse también al frente, en posición cuna y a la espalda. Es ideal para amamantar, sobre todo los primeros meses y también cuando los niños comienzan a caminar, para subirlos y bajarlos a menudo de los brazos.
  • Pouch: es un cilindro de tela que puede presentarse por tallas o unitalla con un ajuste sencillo. Se trata también de un portabebé de un sólo hombro, de colocación sencilla, que no permite un ajuste tan preciso como la bandolera.
  • Tonga: redecilla de algodón que se coloca en un hombro, en dos versiones: por tallas y unitalla con una pieza para ajustar. Es un portabebé de los más simples y rápidos de colocar, ideal para ratos cortos, para la playa o la piscina, para llevar en el bolso y usar en situaciones de emergencia.
  • Suppori: redecilla de polyester similar al Tonga. Va por tallas. Las características son muy similares y el uso y limitaciones también son equivalentes a las del Tonga.
  • Mei hip: portabebé híbrido entre mochila y bandolera, reparte el peso entre la cadera, la espalda y un solo hombro. Puede utilizarse desde los 4-6 meses.
  • Fular elástico: tejido elástico que puede ser 100% algodón, bambú o llevar un pequeño porcentaje de elastán, etc. El fular elástico suele ser unitalla, de unos 5 metros, y permite hacer preanudados, nudos en los que primero colocas el fular y luego introduces al bebé.
  • Fular no elástico o tejido: Suele realizarse en algodón 100% o en mezclas con tejidos naturales (lino, cáñamo, bambú, lana…). Los fulares son los portabebés más versátiles, permiten múltiples posiciones y pueden usarse desde el primer día de vida del bebé y hasta que el niño y el porteador quieran (incluso 4-5 años) pero requieren cierta práctica y aprender varios nudos.ergo lateral
  • Mei tai: portabebé de origen asiático muy similar a una mochila ergonómica pero sin correas ni piezas de plástico, sólo tela, un recuadro con una tira para atar a la cintura y dos para los hombros.
  • Ombuhimo: similar al mei tai pero sin la tira de la cintura y con unas anillas o trabillas en los laterales. Rápido de colocar e ideal para porteadores que no desean anudar a la cintura.
  • Podaegi: rectángulo de tela con una tira arriba con la que se ata, es similar al ombuhimo pero sin trabillas ni anillas, es la tira de tela superior la que sujeta al bebé haciendo un cruce bajo sus piernas para formar el asiento. Muy fácil y rápido de colocar.

Portabebés africanos: kanga o paño africano y bambará son dos ejemplos. Son telas multiusos realizadas en algodón wax que sirven tanto para portear como para llevar cargas o enrollar a modo de falda.

Morral ergonómico: son portabebés preformados, cuadrados o rectángulos de tejido donde se sienta el bebé, con tirantes generalmente bastante acolchados y tiras de nylon y hebillas de plástico para cerrar y ajustar.

Recién nacido: fular y bandolera son los que mejor recogen el cuerpo del bebé y soportan su espalda inmadura. Hay algunas mochilas que pueden usarse desde los primeros meses como las híbridas entre mochila y fular (Caboo, Papoozle…) y también Emei baby y Bondolino (esta última a partir de 1-2 meses según desarrollo del bebé).

A partir de 4-6 meses: fular, bandolera, mei tai, portabebés asiáticos, mochila ergonómica… Vigilar siempre que el tamaño del puente del portabebé (sobre todo en mochilas y mei tais) sea adecuado a la apertura de piernas del bebé.

A partir de 7-9 meses: fular, bandolera, mei tai, mochila ergonómica, Tonga, Suppori…

A partir de 2 años: mochila toddler, bandolera de fular, Tonga y Suppori

logo tp footer